in

¿Dieta a base de desechos? Un hombre con la acción directa de luchar por los cambios sociales, come de los basureros durante un año

Rob Greenfield se ha alimentado con los alimentos que ha encontrado en más de 1.000 basureros para inculcar que la gente “deje de tirar comida”.

La mayoría de los alimentos que se tiran suelen tener tan buena calidad que podría hacer una cena para cualquiera que lea este artículo y nunca se daría cuenta de que todos los ingredientes vienen de algún basurero. Fue lo que contó el aventurero estadounidense Rob Greenfield, activista amigo de hacer una diferencia al diario ‘La Nación’.

Rob-Greenfield-Bees1

El objetivo de Greenfield es generar un cambio positivo en la gente: “No hago esto por necesidad, realmente quiero inspirar a las personas para que dejen de desperdiciar la comida”. El aventurero está filmando un documental que saldrá a la luz este mayo en Discovery Channel. En su reportaje, Greenfield muestra su peregrinaje sin dinero por Sudamérica para confirmar que es factible vivir tan solo de la solidaridad de los demás.

¿Cómo es el ‘modus operandi’ de Greenfield? Revuelve los basureros de los supermercados y recoge alimentos “en buen estado”, que luego exhibe en público. “Es realmente sorprendente la cantidad de comida que podemos juntar en un solo día”, asegura este aventurero activista. Greenfield intenta que la gente tome conciencia de la gran cantidad de alimentos que se desperdician en todo el planeta y pone un ejemplo: “Estados Unidos tira casi la mitad de los alimentos que produce, mientras que 50 millones de estadounidenses pasan hambre”.

Rob Greenfield sostiene que la calidad de los productos que se venden es extremadamente alta y que sus fechas de vencimiento se colocan por obligación legal de seguridad alimentaria, pero que “la mayoría de los alimentos pueden consumirse sin problemas después de haber vencido”.

Su deliberada idea surgió en 2014, mientras recorría Estados Unidos en una bicicleta de bambú.

Rob-Greenfield-Interview-4

Conoce la periodista más joven del mundo, una niña de solo 9 años, cubre un asesinato.

Dime dónde te besa y te diré lo que realmente siente por ti